Rotación de cultivos

Rotación de Cultivos

La rotación de cultivos consiste en no volver a sembrar el mismo cultivo o cultivos de la misma familia taxonómica en un espacio determinado, se utiliza para romper el ciclo de diversos factores que causarían efectos negativos en el cultivo venidero. No repetir el mismo cultivo, sobre el mismo suelo, antes de dos años. (Ver las familias en el anexo al final de libro: Nombres científicos de las hortalizas).

Rotar significa cambiar de sitio. Cada tipo de hortaliza tiene sus propias características y cada una de ellas aprovecha los nutrientes de distinta manera; por ello, es necesario e indispensable realizar la rotación de una campaña a otra.

Se recomienda la rotación de las hortalizas de hoja (lechuga, repollo) con las de raíces (remolacha, zanahoria, rabanito) o las de frutos (tomate, arveja, etc.). 

Se debe tener en cuenta el tamaño de las raíces y otras características:

 

RAÍCES LARGAS

Acelga 
Zanahoria 
Betarraga 
Arveja verde
Zapallito italiano

RAÍCES CORTAS

Lechuga
Col de corazón
Cebolla
Muestra de suelo sano y fértil.
Muestra de suelo sano y fértil.

¿Cómo Rotamos?

Dividir el terreno en parcelas de cultivo de acuerdo a la extensión que se posea.
Realizar un dibujo (esquema) de lo que se está sembrando en cada parcela en el primer año y proyectar los siguientes.

Si una huerta es lo bastante grande, divida en dos. Cultive solamente una parte cada año. Deje la otra parte en barbecho o siembre con plantas de cobertura (ver glosario). De ese modo, cada parte de su huerta produce durante un año y descansa el año siguiente, así se enriquece el suelo, puesto que se da tiempo para que la biodiversidad de vida del terreno se recupere.

Ventajas de la Rotación

 

Se utiliza mejor todas las partes del suelo.

Por ejemplo, la raíz pivotante o principal de algunas plantas, como la zanahoria, penetran profundamente en el suelo para nutrirse.
Las raíces fibrosas o fasciculadas de algunas plantas, como la lechuga, toman su alimento cerca de la superficie.
Si se hace la rotación de cultivos entre estas hortalizas, las plantas utilizan todas las partes del suelo.

 

Se utilizan mejor las sales minerales.

Por ejemplo, las lechugas utilizan mucho nitrógeno y los tomates y las cebollas utilizan mucho potasio.
Si se hace la rotación de cultivos, las plantas utilizan todas las sales minerales del suelo.

 

Se combaten los insectos y las enfermedades.

Cuando se cultivan cebollas, por ejemplo, se multiplicarán los insectos y las enfermedades que atacan a las cebollas. Si usted vuelve a cultivar cebollas después de haber cultivado cebollas, esos insectos y esas enfermedades permanecen en el suelo y siguen desarrollando. Pero si usted cultiva lechugas después de cultivar cebollas, los insectos y las enfermedades que atacan a las cebollas no dañarán las lechugas; simplemente desaparecerán.

Rotacion de cultivos
Rotacion de cultivos

(Hipócrates, el padre de la medicina, 460-370 a. C.).

“Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento”

about-us

Cuidado de los Jardines

gar04

Rabanitos

Pepinos

Pepinos

05

Tomates

Otros artículos que te podrían interesar