Fertilizantes

Fertilizantes

Principales Fertilizantes

Nitrógeno (N).

— El nitrógeno hace crecer las plantas, especialmente las hojas.

— Aplique nitrógeno después de binar o trasplantar, pues así se utiliza bien el fertilizante.

— Los principales fertilizantes nitrogenados son: sulfato de amoníaco y nitrato de amoníaco.

— El nitrógeno puro o, generalmente, combinado con otros fertilizantes, se encuentra a la venta en diferentes productos comerciales.

 
Nitrógeno
Nitrógeno

Fósforo (P).

— Las plantas necesitan ácido fosfórico para formar sus flores y sus frutos.
— El fósforo se utiliza principalmente para las hortalizas cuyos frutos se comen, como los frijoles y los tomates, y para las hortalizas cuyas raíces se comen, como las zanahorias.
— Conviene aplicar los fertilizantes fosfatados inmediatamente antes de sembrar o trasplantar.
— Los principales fertilizantes fosfatados son: Los fosfatos simples y los superfosfatos.

Fósforo
Fósforo

Potasio (K).

— El potasio ayuda a las plantas a resistir sequías y enfermedades y a crear reservas.
— Se utiliza principalmente para las zanahorias, las cebollas y los tomates.
— Los fertilizantes potásicos se aplican inmediatamente antes de sembrar o trasplantar, junto con los fosfatados.
— Los principales fertilizantes potásicos son: La silvina, el cloruro de potasio y el sulfato de potasio.

Sulfato de Potasio
Sulfato de Potasio

Aplicación de abonos y fertilizantes

Las hortalizas son plantas que crecen rápidamente. — Necesitan suelos que tengan muchas sales minerales. — Los abonos orgánicos y los fertilizantes químicos agregan sales minerales al suelo.

Abonos orgánicos

Proporcionan el humus que mejora la estructura del suelo: — Estiércol animal. Es un buen abono orgánico. Hay que mezclarlo muy bien con el suelo y dejarlo madurar de 30 a 45 días. Nunca usar abono fresco. — Compost o mantillo. El horticultor lo puede preparar en 3 meses en cualquier momento del año. El compost sustituye al estiércol y es mejor. — Humus. Producido por lombrices. Es el mejor.

Humus hecho por lombrices
Humus hecho por lombrices
Abonos hechos en base a estiércol
Abonos hechos en base a estiércol

Fertilizantes químicos

— Los fertilizantes simples solo agregan al suelo una sal mineral.

— Los fertilizantes nitrogenados agregan nitrógeno.

— Los fertilizantes fosfatados agregan fósforo.

— Los fertilizantes potásicos agregan potasio.

Fertilizantes mixtos o compuestos 

— Agregan al suelo una mezcla de nitrógeno, fósforo y potasio.

— Cada hortaliza necesita distintas cantidades de cada fertilizante.

fertirriego producción
fertirriego producción

Urea

— Es un excelente fertilizante nitrogenado que es un derivado del petróleo. El cual se está empezando a extraer del gas que produce Bolivia en importantes cantidades.

(Hipócrates, el padre de la medicina, 460-370 a. C.).

“Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento”

Preparación del compost

Excave 3 hoyos de 1m de largo x 1m de ancho x 1m de alto. 

— Ponga en el hoyo 1: herbaje, hojas, ramitas, residuos de la cosecha y sobras de comida. Riéguelo con bastante frecuencia para que todo eso se pudra. Deje que el contenido del hoyo se pudra durante 1 mes aproximadamente. 

— Después de 1 mes pase el contenido del hoyo 1 al hoyo 2. Lo que estaba arriba en el hoyo 1 páselo al fondo del hoyo 2. Cuando el hoyo 1 esté vacío, llénelo otra vez como hizo antes. 

— Pasado otro mes, traspase el contenido del hoyo 2 al hoyo 3. Llene el hoyo 2 con el contenido del hoyo 1 y así sucesivamente. 

— Al final del tercer mes, eche sobre el terreno el compost o mantillo que saca del hoyo 3. 

— Repita el proceso continuamente.

esquema de preparación del compost

Preparación de humus

La lombricultura es la ciencia que trata del cultivo y la utilización de la lombriz  de tierra. Especialmente, la lombriz californiana. Esta especie es un organismo altamente benéfico para el suelo, pues sus excrementos (humus) transforman extraordinariamente su estructura y lo hace más fértil. También se lo utiliza en la alimentación de aves, cerdos, peces y humanos.

Lombriz californiana (Eisenia foetida).
Lombriz californiana (Eisenia foetida).

1. Construcción del Lecho

Puede hacerse de madera, cemento, ladrillo, piedra o bloques. Las medidas, generalmente, son de 4 o 5 metros de largo y 1 metro de ancho por unos 40 o 50 centímetros de alto. Este tamaño es el recomendado por su comodidad para trabajar y se puede hacer la cantidad que se requiera. Puede construirse sobre el mismo piso de tierra colocando una capa de grava o, mejor aún, se le puede colocar un piso de madera o cemento, lo que se conoce como “cajón”.

 

2. Temperatura

Las lombrices requieren una temperatura entre los 18 y los 25 °C, por lo que en climas fríos se lo puede construir dentro de un invernadero de 4 m de ancho, 3 m de largo y 3 m de alto en la parte central y de 1,80 m en ambos laterales.

 

3. Sustrato

Es el material a depositar en el lecho y en el cual las lombrices de desarrollan y multiplican. Este material consta de un 70 % de estiércol de animales, menos de gallina, y un 30 % de residuos vegetales o de cocina y celulosa proveniente de papel lavado (para extraer la tinta). Lo importante es mantener el equilibrio entre la proteína (del estiércol) y la celulosa.

A esta mezcla se debe añadir de 100 a 200 gramos de cal dolomítica por cada metro cuadrado de cama y regar dos veces al día para controlar la acidez, que debe ser neutra, en lo posible con un pH de 7 a 7,5. Para controlar la temperatura, debido al proceso de descomposición, se deben realizar varios volteos de esta mezcla durante 40 días. Luego, se lleva el sustrato, que ya se encuentra listo, al lecho o cajón y se lo llena unos 15 centímetros.

Construcción del lecho para el cultivo de lombrices
Construcción del lecho para el cultivo de lombrices
Humus de lombrices
Humus de lombrices
Lombrices californianas que producen el humus.
Lombrices californianas que producen el humus.

El HUMUS contiene: Nitrógeno, potasio, calcio, magnesio, hierro, manganeso, cobre, zinc y cobalto, los cuales son, prácticamente, todos los elementos esenciales que necesitan las plantas.

4. Siembra y alimentación

Se coloca sobre el cajón ya preparado 1 kilo de lombrices (que se deben comprar) por cada metro cuadrado. Estas lombrices o también llamada semillas, se las coloca en el centro de la cama y ellas se van desplazando a las zonas no pobladas en busca del alimento. Luego, se las cubre ligeramente, pues no tienen resistencia a la luz.
Es muy importante mantener un 80 % de humedad. Para verificarlo se toma un puñado de sustrato húmedo y se lo aprieta, si se compacta, pero no escurre, está bien.
Cada 8 días se debe aumentar una capa de 5 cm de sustrato para alimentar a las lombrices.
Las lombrices comen cada día el equivalente a su propio peso, que es de 1 gramo aprox. Llegan a medir unos 3 cm y vivir 16 años. El 70 % de lo que comen se transforma en “humus”, que es el mejor fertilizante conocido y que a la naturaleza le toma muchísimo tiempo en crear.

 

5. Cosecha

Las lombrices van comiendo paulatinamente las capas de sustrato que se van colocando cada 8 días. Lo que significa que las capas inferiores van quedando convertidas en humus y las lombrices van ascendiendo a las nuevas capas de comida, dejando a las de abajo convertidas en humus listo para transportarlo a los huertos. 
Para recoger o cosechar las lombrices, se retrasa su alimentación unos 3 días para incrementar su apetito; luego, cuando se coloca la nueva capa de sustrato la gran mayoría asciende a comerlo y, es entonces, cuando es fácil recogerlas en puñados con alimento y todo. Y se las coloca sobre una mesa al sol, lo que ocasiona que se escondan en el fondo; retirando el alimento y demás, quedan solamente las lombrices. Una vez retiradas las lombrices, se retira el humus y se repite el proceso.

 
Humus hecho por lombrices
Humus hecho por lombrices
Lombrices californianas que producen el humus.
Lombrices californianas que producen el humus.
Humus
Humus
Humus de excelente calidad
Humus de excelente calidad

Otros artículos que te podrían interesar