Plagas

Para una persona común es muy difícil reconocer una plaga o una enfermedad en específico, pues literalmente existen millones. Es por esto, que lo más recomendable es seguir las prácticas continuas de buen manejo e higiene descritas en este libro. Sin embargo, cuando se presenta alguna enfermedad o plaga, lo mejor es llevar una muestra a un profesional o a una tienda de semillas de hortalizas y/o una especializada en fungicidas, etc., y aplicar los productos más ecológicos posibles de acuerdo a las especificaciones del fabricante.

El buen manejo y la higiene

“Más vale prevenir que lamentar”

— Mantenga la huerta limpia. Coloque un basurero y vacíelo diariamente.

— Mantenga la huerta libre de malezas ajenas a los cultivos.

— Desinfecte el suelo periódicamente.

— Extirpe y queme todas las plantas enfermas. Si usted no quema todas las plantas enfermas, la enfermedad atacará a todas las plantas de su huerta.

— También debe proteger a las semillas que ha comprado contra los insectos y las enfermedades. Cuando se hayan secado, guárdelas en un lugar seco, en latas o en botellas herméticamente cerradas.

— Eche un fungicida y bactericida ecológico preventivo recomendado por un experto (de una tienda especializada, por ejemplo). 

— Realice una correcta rotación de cultivos.

— Cuando empiece una plaga o una enfermedad, lleve de forma temprana una muestra a una tienda especializada y compre el producto recomendado por un experto.

 
pepe grillo
pepe grillo
manzanita
manzanita

Malezas o plantas ajenas al cultivo

Los cultivos deben permanecer libres de la competencia de otras especies vegetales que también intentan establecerse. Para esto se puede realizar un desyerbado manual y, en grandes extensiones, mecánico. En caso extremo utilizar herbicidas siguiendo las instrucciones de un experto o una empresa especializada.

Huerto escolar en Río Colorado. Pando.
Huerto escolar en Río Colorado. Pando.
Máquinas para arar y deshierbar.
Máquinas para arar y deshierbar.
Máquinas para arar y deshierbar.
Máquinas para arar y deshierbar.

(Hipócrates, el padre de la medicina, 460-370 a. C.).

“Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento”

Los insectos

Se estima que existen entre 1 a 1,5 millones de especies de insectos. Algunos son perniciosos, otros son benéficos como las mariquitas o vaquitas y otros. Realmente, aun no se sabe con precisión la función de la mayoría. Insectos como las abejas son benignos y necesarios para la polinización. Sin embargo, saltamontes, pulgones, hormigas, gorgojos, moscas, termitas, polillas, grillos, cucarachas y una lista interminable de insectos pueden convertirse en plagas de los cultivos. Para lo cual, lo mejor es mantener limpia la huerta, libre de basuras, cáscaras, etc. Realizar desinfecciones periódicas y demás prácticas recomendadas. En caso necesario, con el asesoramiento de un experto, se debe utilizar los insecticidas recomendados de forma temprana. En caso de hormigas, utilice cebos con veneno cerca de sus caminos más transitados. Siempre utilice productos de buena marca y exija los más ecológicos. Siga sus instrucciones cuidadosamente, pues también pueden ser muy tóxicos para las personas.

Roedores, miriápodos, arácnidos, babosas

También es necesario proteger la huerta de roedores, miriápodos (de muchos pies, como el cien pies), arácnidos (como las arañas, pulgones y escorpiones) y otros que pudieran representar un peligro.

plagas: insectos, miriápodos, arácnidos

Enfermedades

Las plantas están enfermas cuando una o varias de sus funciones son alteradas por los microbios patógenos o  por determinadas condiciones del medio. Normalmente las células y los tejidos afectados de las plantas enfermas se debilitan o destruyen a causa de los agentes de la enfermedad.

Existen miles de enfermedades que afectan a las plantas. Sin embargo, la naturaleza está compuesta por estos organismos y es necesario mantenerlos en equilibrio a través de las prácticas correctas de manejo, higiene, prevención y cura temprana.

Hongos

Ya no se los considera dentro del reino vegetal, sino como un reino independiente. Se han identificado 80 857 especies de hongos. Sin embargo, se estima que existen más de 1,5 millones de especies, varias de las cuales pueden constituirse en una plaga para los cultivos. Para controlarlos es necesario mantener la huerta libre de exceso de humedad o de charcos de agua, además de utilizar un fungicida recomendado por un experto.

Bacterias

Las bacterias son microorganismos clasificados dentro del reino Mónera. La mayoría tienen forma de bastón. Muchas pueden constituirse en plagas y provocar manchas y tizones foliares, pudriciones de frutos, raíces y órganos, crecimiento excesivo, etc.

Es recomendable podar todas las hojas y plantas enfermas y utilizar un bactericida químico recomendado por un experto en base a una muestra.

Staphylococcus-aureus-bacteria
bacterias

Virus

Los virus son entidades muy pequeñas imposibles de observar en el microscopio óptico. Muchos de los virus conocidos atacan y producen enfermedades en las plantas. El síntoma más común (y en ocasiones el único) es una menor tasa de crecimiento, lo cual causa varios grados de enanismo; también se pueden producir manchas de diferentes tonos en las hojas y tallos.

Existen millones de variedades de virus. La forma de combatirlos es a través de la fitosanidad, una higiene extrema, rotación de cultivos, especies mejoradas, humedad y temperatura correctas, ambientes adecuados, etc.

virus

(Hipócrates, el padre de la medicina, 460-370 a. C.).

“Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento”

Desinfección del suelo

Se puede desinfectar el suelo con agua caliente. — Eche agua hirviendo sobre la tierra de cultivo antes de sembrar. — Para una cama de cultivo de 10 m x 1 m serán necesarias 10 regaderas de agua hirviendo. A continuación se cubre el suelo con sacos o con esteras. — Tres o cuatro semanas antes de sembrar, después de haber preparado el bancal para la siembra o el trasplante, riegue el bancal con Vapam u otro desinfectante. — Después se riega abundantemente con agua limpia sin ningún desinfectante. — Apisone la tierra sin compactarla y déjela descansar unos cuantos días. Remueva la tierra antes de sembrar.

plaga
Fumigador
Fumigador

Cebo para hormigas

Recomendaciones generales: 

Que el producto sea fresco y original. El producto se debe almacenar en un lugar fresco fuera del alcance de los niños. 

 

Recomendaciones específicas: 

Ubicar los hormigueros. Ubicar las entradas y salidas de las hormigas. Calcular el área del hormiguero según la tierra suelta del hormiguero. Colocar un cebo con 10 g por metro cuadrado de un veneno específico para hormigas o una cuchara raza para cada metro cuadrado de tierra suelta. Colocar el cebo a unos 30 cm del camino de las hormigas en el momento de mayor movimiento. También distribuir la dosis a 30 cm de las entradas y salidas del hormiguero. 

 

Recomendaciones adicionales: 

No transportar o guardar el cebo en lugares húmedos o con olores fuertes de otros plaguicidas. No tocar o colocar el producto con la mano. No colocar el cebo sobre el camino de las hormigas. No colocar el cebo dentro de las entradas ni salidas de las hormigas. No aplicar otros productos al mismo tiempo. No aplicar el cebo en días lluviosos o con amenazas de lluvia. No usar el cebo cuando hace mucho calor.

hormiguita

Otros artículos que te podrían interesar